¿LA SELECCIÓN SUB17, SERA EL PROYECTO 2020?

1499624_749976818357263_645210880_n-200x300Nuestra selección adulta ha tenido un mundial de pesadilla en Sevilla. Pero eso lo miraremos luego. Traigo el tema por que luego del 5to lugar en el mundial sub17, Georgie Rosario, asistente del equipo y uno de los líderes del proyecto que trabaja el equipo sub17, como un grupo unido creando jugadores universales.
Éste expresó que algunos jugadores de ese equipo serán la base de la adulta en 5 a 7 años (2019 a 2021). Incluso dijo que Arnaldo Toro debe estar en el equipo en 3 a 5 años, así lo informo en entrevista a Ramon Santiago de Tiro al Blanco, concluido el mundial sub17.
Yo así lo creo, pero pienso se debe buscar la forma de trabajarlos en conjunto a los adultos desde ya, para que aprendan y reciban cosas positivas que la selección adulta les puedan enseñar.
Me explico, supongo que para jugadores como Arnaldo Toro, Kelvin J Santos, Gerardo Teixeira, por solo mencionar varios, debe ser de gran ayuda, la experiencia de trabajar en conjunto a la selección adulta con veteranos como Carlos Arroyo, JJ Barea, Renaldo Balkman entre otros. Claro queremos que nuestro equipo adulto juegue diferente y que los jóvenes aprendan de las cosas malas de los adultos, pero si creo que hay mucho bagaje internacional y experiencias que pueden ayudar estos jóvenes a crecer internacionalmente. En adicional no es lo mismo chocar y trabajar contra adultos que con jóvenes. Eso podría ayudar a hacer que maduren como jugadores nuestro talento joven.
Dicho esto, creo que esa selección 2019, debe incluir algunos jugadores veteranos como JJ Barea, Renaldo Balkman etc. y algunos jóvenes con experiencia en su mejor momento como Yao Lopez, Bryan Diaz, Devon Collier, a eso se le añaden algunos novatos como ,Leandro Allende, Geraldo Texeira e Ivan Gandia. Me dirán que estoy loco, quizás si, pero si llevamos dos ciclos tirados a perdida, no veo por que no arriesgarnos a enfocar nuestra selección en el cambio generacional, o acaso vamos a esperar que los Arroyo, Santiago, tengan que volver a los 40 años o que la figuras principales que busquen la clasificación al mundial 2019 o para las olimpiadas 2020 tengan 34 o 35 años como Barea y Balkman. Sigo dando énfasis en que hay que seguir trabajando, invirtiendo tiempo y lógicamente, dinero en esa sub 17 y apostar a ellos.

Balkman y BareaSoy un defensor de los hijos de boricuas o nietos, pero hay que trabajar para tener no 12 si no al menos 24 jugadores nativos capaces de producir (con esto no me refiero solo a puntos). Si llegan los ascendientes, perfecto, pero no podemos vivir esperando encontrar por magia un David Robinson o un Anthony Davis, boricua. Si no lo tenemos, pues al menos trabajemos con los Ramon Ramos y Edgar León que tenemos con esto no es para comparar calidad entre ellos, lo digo por que no tenemos muchos 7 pies y la realidad que los que tenemos son con menos talento, podemos buscar mil excusas de por qué no se desarrollan y la más sencilla es, no tienen talento, pues hay que trabajar con los Arnaldo Toro, Julian Torres, Devon Collier, Yao Lopez entre otros para desarollarlos.

PRIMERA HORA / ISRAEL GONZALEZ

Prefiero tirar un ciclo más a pérdida pero estaremos construyendo un gran equipo, se que aquí los líderes no mirarán a largo plazo e iremos a buscar las olimpiadas con los mismos y los posibles ascendientes eso no esta mal aspirar a ganar. La pregunta es llegamos a Brasil 2016 con ese núcleo o nuevamente se regresa a casa con las manos vacías? Para regresar con manos vacías yo prefiero ir totalmente con un equipo joven. También se que los fanáticos tampoco entenderán por que hacerlo, pero prefiero eso.
Donde solo 3 o 4 veteranos junto a 4 a 6 jóvenes que estén listos y por ultimo 3 a 4 jóvenes del sub 17, si, aunque solo tengan 17 a 18 años y estén en los panamericanos por decir un torneo. Así que al menos espero le den a estos jóvenes las herramientas para desarrollarse. Eso no es trabajo de BSN como liga o de los apoderados. Aunque punto a parte hay que limitar los refuerzos y hacer algunos cambios.
Así que prefiero apostar a estos jóvenes y así lograr que en los próximos ciclo a los 24 o 26 años estén en su “peak” y estén totalmente preparados para lucir bien y con orgullo nuestro uniforme nacional.