La ingeniosa premisa del deporte fantasy

Por Darwin J. Marrero para TAB deportes

imageLa ingeniosa idea de crear deportes de fantasía nace del deseo de fanáticos que quisieron salir de la pasividad. Surge de un simple pretexto: poder ser dueño, gerencial y manejador de un equipo profesional de ensueño.

La diferencia mayor entre un entusiasta deportivo común y un discípulo de los juegos de fantasía recae en que el fanático habitual se complace en alentar a sus equipos locales o preferidos, mientras que aquel que juega fantasy es pragmático y menos dado al sentimentalismo, prefiriendo disfrutar de todos los equipos donde hayan buenos atletas para firmar en su plantilla. Al crear un equipo propio, es necesario soltar las riendas del espíritu de competitividad y escoger el mejor talento disponible. De esta manera, tomando como ejemplo el baloncesto, los mabrones aceptan que Kevin Durant es simplemente mejor; Kawhi Leonard pertenece al nivel élite; Draymond Green es un jugador completo que sienta la base para un equipo ganador; Anthony Davis es una joya preciada que provee capital en las categorías más escasas; y, Stephen Curry es, sencillamente, el mejor jugador… y punto. Por otro lado, es recomendable huir de seleccionar jugadores de equipos como San Antonio donde Popovich aterroriza a cualquier manejador al controlar los minutos de juego de sus estrellas o, peor aún, sentándolos regularmente. Algo similar ocurrirá si juegas Fantasy Football y escoges un running back o wide receiver de los New England Patriots.

imageSi eres uno de los que desconoce la industria multibillonaria del deporte de fantasía es porque quizás, al igual que Emilio Pérez, has estado muy ocupado en el gimnasio esculpiendo ese cuerpo de verano que tanto deseas. Simplemente sintoniza el televisor en ESPN o cualquier página de deportes como Yahoo o CBS Sports y despertarás a un mundo subalterno que demostrará ser sumamente entretenido y adictivo en el buen sentido de la palabra.

TAB2Go App

No se puede señalar un punto exacto donde surge este tipo de juego. Realmente, su desarrollo es consistente desde la década del 50 hasta que da un brinco en 1979 cuando un grupo de amigos decide juntarse y hacer el primer draft.

imageLa invención de este juego le es acreditada a Dan Okrent cuando propone crear equipos mediante la selección de jugadores reales que aportarán el total de sus estadísticas en una serie de categorías. Su nombre común, rotisserie, se le debe al lugar donde ocurrió esta propuesta entre amigos, La Rôtisserie Française en la ciudad de Nueva York. La proposición era sencilla, crear una liga virtual donde cada uno de los amigos se convertiría en dueño de un equipo compuesto por jugadores reales pertenecientes a las ligas mayores de béisbol. Al final de la temporada, el equipo con la mejor anotación ganaría el campeonato de la liga. ESPN expone los comienzos de este juego en uno de los cortometrajes de la serie 30 for 30 titulado Silly Little Game.

imageHoy día, el juego ha despuntado con la creación de aplicaciones y páginas web donde puedes jugar gratis y ver las anotaciones de tu equipo automáticamente mientras los jugadores reales juegan en vivo. Otro factor crucial que ha atraído la fanaticada es el acceso instantáneo a información de estadísticas, información y análisis sobre los jugadores y los equipos. Esto facilita el poder convertirte en un cazatalentos y manejador preparado aumentando así las posibilidades de crear un equipo ganador. Los jugadores de fantasy celebran los logros de todos los jugadores de su equipo virtual, no solo los del equipo local. Esto te permite ver juegos múltiples y disfrutarlos aún cuando tu equipo “real” esté perdiendo por una pela. Cada asistencia, cada jonrón y cada touchdown es una razón para celebrar si son hechas por uno de los jugadores de tu equipo de fantasía.

Sencillamente, date la oportunidad y, a través del fantasy, disfrutarás más aún de los deportes que sigues con tanta pasión.

TAB 1