Análisis: Juego 7 de las NBA Finals (CLE vs. GSW)

Escrito preparado por Emilio Pérez directamente desde la ciudad de Oakland, California, como parte de su cobertura especial de las NBA Finals para TAB Deportes.

LeBron CavaliersLlegó la hora de la verdad, no hay mañana para nadie, 48 minutos de pura adrenalina nos esperan esta noche en el Oracle, donde unos inspirados Cleveland Cavaliers tratarán de burlarse de la historia y remontar un (3-1) en una Serie Final por primera vez y donde unos confiados Golden State Warriors tratarán de recuperar el juego alegre y dinámico que los ha caracterizado toda la temporada. ¿Qué mejor que esto para ponerle el sello a un season de NBA? #PompeaoComoNeneEnNavidad

Curry Warriors

Luego de estar arriba en la serie (3-1) todo parecía indicar que la tropa de la bahía se alzaría de manera fácil con un segundo título seguido, pero en el 5to partido de la serie todo el aura de la misma cambio. Un inmenso LeBron James y un sorprendente Kyrie Irving le regalaron un día más de su vida a sus muchachos con aquella gesta histórica de los “41+41”. Luego en el sexto compromiso, el “Rey James” junto a un esfuerzo inmenso de sus soldados se encargó de quebrarle el espíritu y la confianza a Golden State con uno de los mejores juegos de su carrera, provocando el tormentoso pero a la vez sabroso decisivo choque.

Las estadísticas favorecen enormemente a Golden State, este será el “Game 7” número 19 de la historia de la NBA, donde los equipos locales han jugado para (15-3) hasta el momento, la última vez que un equipo visitante ganó un partido 7 en unas finales lo fue en el año 1978, en ese entonces los Washington Bullets vencieron a los desparecidos Seattle Supersonics. Para abonarle a ese dato esta el asunto de que los Warriors no han perdido NUNCA tres partidos seguidos bajo el mando de Steve Kerr en estas últimas dos temporadas. La última vez que Golden State perdió 3 juegos seguidos fue en el “season” del 2013-2014 bajo el mando de Mark Jackson.

Golden State necesita una victoria esta noche para así darle validación a su histórica gesta de las 73 victorias, de no lograrlo sería una marca respetable pero con un enorme asterisco al lado, así lo cree el propio Steph Curry; “Si no ganamos estaremos sumamente decepcionados, el campeonato era nuestra meta desde el principio, ya hemos desperdiciado dos oportunidades, nos quedan ahora 48 minutos para poder cerrar este asunto”,indicó el famoso #30 que está promediando en la serie unos 23.5 puntos y lanzando 42% del área de tres puntos.

De la misma manera que los Warriors tienen su motivación, los Cavaliers también jugarán con un enorme propósito en sus mentes, ponerle fin a esas 5 décadas de sufrimiento de los fanáticos del deporte en Cleveland, una ciudad que ha sido marcada hasta ahora por las derrotas de sus amados equipos profesionales en los más altos escenarios de competencia. Ayer en la conferencia de prensa, LeBron James me habló sobre la gran oportunidad de ganar este título por la gente de Cleveland; “De mi parte voy a darles todo lo que tengo, como siempre hago. Si hago eso pues puedo vivir con lo que ocurra, lo que no puedo aceptar es si no salgo a ese tabloncillo a dar lo mejor de mí, eso no me dejaría dormir, créeme que estoy listo para este juego”, señalo el líder de los Cavs quien ha anotado 82 puntos en los últimos dos choques y promedia en la serie un total de 30.2 puntos por juego.

Si usted quiere saber quién gana esta noche, tire una moneda al aire, porque con los “cambia-cambia” de esta competencia nadie sabe 100% lo que sucederá aquí. Es increíble que aún en una serie en ocasiones tandispareja** estos equipos hayan marcado la misma cantidad de puntos o sea 610, promediando hasta ahora unos 101.7 por juego.**(cada uno tiene 3 victorias y todas por doble dígito)**

Aquí les comparto algunas cosas que a mi entender son las que van a decirnos quien gana finalmente esta noche y en que camerino es que voy a tener que darme un chapuzón en representación de todos ustedes.

Para Golden State la salud de Andre Iguodala es clave, nadie sabe cuantos buenos minutos le podrá dar a su entrenador Steve Kerr con esa espalda lastimada. A sus 32 años no es fácil lidiar con esa situación y para abonarle al asunto tener que “tratar” de detener un LeBron James en “best mode”. Según lo que se comenta por acá en Oakland es que el va a jugar y sin restricciones de minutos, el veterano lo dejará todo en cancha cuando comience posiblemente en el cuadro regular.

¿Qué hacemos con Harrison Barnes? Este caballero es la “cubeta de hielo” de la ofensiva de los Warriors. Barnes de 24 años, está lanzando de (22-2) en los últimos dos juegos. Sus lances en la mayoría de las ocasiones son sin defensa, Cleveland le ha dado mil libertades y el sencillamente las ha dejado pasar una y otra vez. Aún así su talento en el lado defensivo es muy valioso y es por eso que según el coach Kerr, Barnes empezará otra vez en el cuadro. Si Barnes recupera su golpeada confianza y mete par de balones, Golden State estará en buena forma.

Un buen arranque es la clave… Para ambos equipos ese primer cuarto ha sido muy valioso en términos de marcar territorio y establecer el tono de juego. ¿Qué equipo saldrá hoy con más intensidad? Jugando en casa uno debería asumir que son los Warriors, un equipo que ha dominado esos primeros minutos en la NBA por toda la temporada, promediando unos casi 30 puntos. Aunque la dura defensa de los Cavaliers en las finales ha mantenido a Golden State en menos de 20 puntos en tres juegos de la serie. Un comienzo frío para los locales sería fatal, si no logra mantener a esos fans encendidos desde el saque y dejas que un Cleveland siga ganando “momentum”, estas frito.

No todo ha sido LeBron James y Stephen Curry en esta serie, sus compañeros Kyrie Irving (27.3 PPG) y Klay Thompson (20.5 PPG) han brillado por cuenta propia en momentos de la serie, en especial Irving que en los últimos 3 juegos ha anotado 34, 41 y 23. No hay duda que las segundas voces serán claves hoy, Thompson ha estado frío y caliente con su tiro, de la misma manera Draymond Green (que ha tenido una gran serie y hasta consideraciones de MVP) no pudo brillar como acostumbra, en lo que fue un muy “tímido” regreso en el 6to choque. Ambos tienen que dejarlo todo en cancha hoy, ya se acabaron los tiempos de excusas y ajustes, es hora de demostrar de que están hechos.

En el caso de Cleveland pues estaremos atentos a la salud del pie izquierdo de Kyrie quién se lo lastimó en el último choque, aunque ayer le indicó a la prensa de que se siente bien. LeBron puede estar jugando como un “animalito”, pero si Irving no le hace coro ofensivo nuevamente esta noche, olvídate del asunto y dale el trofeo a Golden State. ¿Y que me dicen de un tal Kevin Love, lo recuerdan? Según el coach Lue, Love está haciendo su trabajo y pudiera hasta comenzar otra vez en el cuadro regular. “Ha jugado bien en los “playoffs” es una realidad, en el último juego pues se metió en faltas personales y eso lo sacó de ritmo. Esto no es sobre como juegue Kevin, esto es sobre el equipo. Honestamente creo que tendrá un juego grande esta noche”. Cualquier cosa que te regale Love esta noche y que sea más de sus últimos 7 puntos y 3 rebotes, tú tómalos y vive con eso. Ya en el verano los Cavs le buscarán una nueva casa, porque gente ese tiene el boleto de avión ya con su nombre, sólo falta identificar el destino.

Las bancas de ambos equipos pudieran dar buenos minutos como ha sido la costumbre en la serie, mayormente para Golden State. Interesante ver como el Coach Lue le sacó el polvo a jugadores como Mo Williams, Dahntay Jones quienes le dieron un alguito extra, la pregunta es… ¿Confiará otra vez en su banca en un juego 7?

Y otra gran pregunta respecto a los Cavaliers, ¿Cuan activao vendrá Tristan Thompson? Fuimos muchos los que cuestionamos su firma de sobre $80 millones en el verano, y en un momento dado de esta serie el tiempo no estaba dando la razón. Sin embargo recientemente este guerrero de las tablas se ha convertido en el alma de los Cavs, es evidente que en muchas ocasiones sus jugadas defensivas son el motor de Cleveland. Su pasional defensa, su pelea cuerpo a cuerpo por los rebotes y su entrega en cada uno de esos famosos “loose balls” son tan importantes como los triples que anota (cuando viene virao) J.R.Smith, de hecho el nombre de Smith se puede unir a la pregunta de ¿Cuan activao vendra…..? Ambos son claves…sin ellos la cuesta se empina para CLE.

Finalmente, quién quiere este juego más… ¿LeBron o Curry? Cuál de los dos cargará el peso de sus equipos en los momentos que el juego lo pida.

BLOG 7

En el caso de Curry, su actuación en la serie ha sido “buena” pero no extraordinaria. La agresiva y física defensa de los Cavs le ha hecho la vida de cuadritos a este señor, su escurridizo y dinámico juego se ha visto en ocasiones pero no 24/7 como lo presenciamos en la campaña regular y en la ruta a las Finales a través de los “playoffs” en el Oeste. A mi entender y el de mucha gente por acá, Curry esta jugando a un posible 80%, claro que eso no es razón para justificar sus errores mentales y mala ejecución en algunos momentos de la serie. De hecho Curry no ha utilizado su salud como excusa en ningún momento. ¿Cuál es el enfoque del MVP para esta noche? “Tengo que mantenerme fuera de problemas de faltas personales, si me mantengo en el tabloncillo estaremos bien. Mentalmente estoy listo para este juego, ninguna de las cosas que están comentándose sobre mí o sobre mi esposa me afectan, tengo que tener un gran juego 7 esta noche, eso es lo que los grandes hacen, siento gran confianza que lo lograremos”.

BLOG 8

Con la misma confianza de Curry habló ayer LeBron, que sin duda alguna no es el mismo jugador que vimos en la primera parte de la serie. James ha cambiado su mentalidad de juego, ahora es más agresivo en sus ataques, se observa mas enfocado en su toma de decisiones, su confianza ha regresado en especial en su tiro a distancia y hasta sus famosos tapones han regresado, James está jugando a niveles como muy pocos han podido hacer en una final. “He crecido con la serie, aprendí de mis errores, observé muchos videos e hice ajustes para poder enfrentar la manera en que me estaban defendiendo. Ahora estoy más consiente de las cosas que realmente necesita este equipo de mí… para poder ganar”, así se expresó el seguro MVP de estas Finales gane o pierda su equipo, pues debemos de aceptar que James ha sido el jugador más dominante de toda la serie y no nos debe sorprender si la historia de Jerry West (Lakers) en las NBA Finals del 1969 se repite, ganando el premio un jugador del equipo derrotado.

 

Fotos Google.com