Alyzbeth Félix enfocada para su cita con la historia

Por Zacha Acosta (COPUR)

Con la oportunidad de recibir las atenciones del equipo de Misión en la Villa Olímpica, la heptalista Alyzbeth Félix decidió mantenerse concentrada, desde su llegada a Rio, con su entrenador Usbaldo Duany y su compañera colombiana, la olímpica y mundialista Catherine Ibargüen, en Sao Paulo.


Su estrategia es sencilla de entender, aislarse de las distracciones que ofrece la Villa Olímpica, poblada por más de 10,000 atleta, y las distancias que se deben recorrer a los venues de entrenamiento.
“Ahora mismo estamos entrenando en Sao Paulo. Tenemos una concentración directamente para los Juegos Olímpicos. Es más cómodo acá.image Ahora mismo en Rio de Janeiro gastamos mucho tiempo en el transporte, y el bullicio de las personas que puede ser una distracción en mi enfoque deportivo. Aquí tenemos el espacio para entrenar, comer lo que se tiene que comer y descansar relajadamente, que es un elemento primordial en este momento para poder sobrellevar las cargas que requiere este momento”, acotó la primera mujer puertorriqueña en participar en el evento de heptatlón en unas Olimpiadas.
Félix llega a sus primeros Juegos Olímpicos tras una invitación de la Federación Internacional de Atletismo recibida el pasado 14 de julio para completar el selecto grupo de 32 competidoras en la prueba que comprende siete eventos a completar el 12 y 13 de agosto. Los eventos son carreras de 200 y 800 metros lisos, y 100 metros con vallas; salto de altura y de longitud; lanzamiento de bala y jabalona. La atleta de 23 años de edad realizó un largo recorrido este año para acumular la marca de 6,124 puntos, que la ubicó como la mejor atleta nacional de la historia.