2016, ¿será el último año de la maldicion de los Cubs?

Por Alexis Ortiz (TAB Deportes)

108 años de “Casi ganamos”, “¿Será este nuestro año?”, “¿Cuándo se romperá la maldición?”, por más de un siglo los fanáticos de los Cubs de Chicago han sido el hazmerreír de las Grandes Ligas. Fue en el 1908 cuando por última vez los cachorros ganaron el campeonato de la Serie Mundial. Al año siguiente comenzó la mala racha del equipo.


Con la culminación de la temporada regular de la MLB este año, los Cubs terminaron al tope de la Liga Nacional, ganando la división Central por primera vez en ocho años. Tras ser eliminados en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional por los Mets, en el 2015, la gerencia decidió hacer algunos cambios con mentalidad de “ganar ahora”. El equipo comenzó reforzando sus lanzadores, firmando al estelar John Lackey y cambiando a la segunda base Starlin Castro a los Yankees por el relevista Adam Warren. Tras reforzar su rotación y bullpen, buscaron mejorar su alineación, para llenar el vacío que les dejó el cambio de Castro firmaron a Ben Zobrist, que venía de ganar un campeonato con los Royals y a los outfielders Jason Heyward y Dexter Fowler, agregando experiencia a su equipo joven.ArrietaAl comenzar la temporada los Cubs tenían altas expectativas de sus jugadores y empezaron con record de 8-1 teniendo su mejor comienzo desde el 1969. Su lanzador estelar, Jake Arrieta, quien vino de ganar el CY Young la temporada anterior, lanzó el único No Hitter de las Grandes Ligas esta temporada en abril 21 cuando Chicago destrozó a Cincinnati 16-0. De paso, Arrieta se convirtió en el segundo jugador en la historia de la MLB en no perder un partido entre No Hitters, evitando perder 17 aperturas corridas, su racha terminó en 20, en junio cuando el equipo cayó ante los Diamondbacks.


A mitad de temporada los Cachorros parecían no saber perder, llegando a colocar a seis jugadores en el Juego de Estrellas incluyendo su infield completo. Kris Bryant, Anthony Rizzo, Addison Russell, Zobrist, Jon Lester y Arrieta representaron a Chicago mientras que Fowler no pudo jugar por una lesión, aunque fue seleccionado. Luego del Juego de Estrellas, los Cubs comenzaron a decaer, perdiendo 10 de 14 juegos.Kris BryantEn camino a una de las mejores temporadas en la historia de la franquicia, el equipo logró clasificar a la postemporada en septiembre 15, con sobre tres semanas de acción restantes. Lograron ganar la División Central por primera vez desde el 2008 y aseguraron ventaja como local en Serie de División de la Liga Nacional.

Bryant bateó 39 jonrones en su segunda temporada en las Mayores y empujó 109 carreras para liderar a la novena en jonrones, mientras que Rizzo lideró en carreras empujadas con 109 y sacó la bola 32 veces.
Aunque La alineación de Chicago estuvo toda la temporada produciendo, fue su quinteto de lanzadores quienes sobrepasaron las expectativas. Todos en la rotación tuvieron record ganador y ninguno tuvo más de 3.85 de carreras permitidas. La sorpresa vino de parte de Kyle Hendricks con 16 victorias y solo 8 derrotas, permitiendo 2.13 carreras por juego. El joven lanzador mejoró su marca previa por el doble de victorias y demostró que pertenece en la rotación.Javier Báez La adquisición del cerrador Aroldis Chapman a mitad de temporada, también fue un factor clave para la temporada permitiendo tan solo 1 carrera por salida y logrando salvar 16 juegos de sus 18 intentos.

Una de las sorpresas más grandes de la temporada fue Javier Báez, quien terminó la temporada con 14 jonrones y remolcó 59 carreras. El joven boricua fue una pieza clave siempre que los Cachorros necesitaron de él, jugando en primera, segunda y tercera base, además de shortstop y jugar en el outfield. Báez demostró que pudo adaptarse a cada situación en la cual su equipo lo necesitó.

New Era CubsEn la postemporada del 1945 los Cubs jugaron, hasta el momento, su última serie de campeonato. En el cuarto partido el dueño de la Taverna de Billy Goat, Billy Sianis, estaba con su mascota en Wrigley Field. Muchos fanáticos se quejaron de el olor que dejaba la mascota de Sianis, pues la misma era una cabra, y se le pidió que se fuera del juego. Sianis se sintió insultado y dijo “Esos Cubs, ellos no van a ganar más nada”, lo que ha sido interpretado como que los Cubs no volverán a ganar el campeonato en Wrigley Field. El equipo no ha vuelto a una Serie Mundial desde ese año y no han ganado desde la serie de otoño desde el 1908.


Chicago busca terminar con la famosa maldición de Billy Goat y poder festejar la victoria de la serie de otoño. Los Cubs ganaron 103 juegos por primera vez desde el 1910 y realmente son los favoritos a ganarlo todo y dejar atrás el apodo de los “lovable losers”.