Francisco Lindor una temporada de ensueño

Por Heriberto Fernández (TAB Houston)

El campo corto Francisco Lindor necesitó solo dos temporadas en el béisbol de las Grandes Ligas para convertirse en un jugador elite, un año de ensueño para el cagueño, quien logró su primer guante de oro, y le añadimos el jugar en la Serie Mundial y ser pieza clave de sus Indios de Cleveland. Fue todo un sueño hecho realidad para el cagueño.


Lindor es un jugador que demuestra inteligencia emocional, además de un talento único, siempre listo para demostrar como se disfruta el béisbol, y como no hacerlo cuando batea para .306 de carrera, con un OBP de .356, ambos números más que saludables para un jugador de segundo año en MLB.

En la defensa, se encuentra entre los mejores siete en categorías como UZR (Ultimate Zone Rating mide como le fue al fielder comparado con otros). El talento defensivo de Paco le ha traído honores como el Guante de Plata Rawlings de la Liga Americana. El premio, en su sexto año, reconoce al mejor defensa entre los ganadores del Guante Dorado de cada liga.


Para el MLB Network, Lindor es el segundo mejor campo corto, mientras su compatriota Carlos Correa es número tres.