Love sacó la cara en los rebotes

(TAB) — Kevin Love fue una de las piezas claves de los Cleveland Cavaliers en la derrota del pasado jueves ante los Golden a State Warriors en el primer partido de la Serie Final de la NBA.


Love estableció un récord personal al capturar 21 rebotes en un partido de playoffs en su carrera, (el récord previo de Playoff fue de 17 contra los Celtics en el Juego Cuatro de las Finales del Este este año, 23 de mayo). Los 21 rebotes de Kevin fueron un récord absoluto de un juego de la serie de Cavs Playoff (marca anterior fue de 20 por Brad Daugherty vs New Jersey, 9 de mayo de 1993, el quinto juego de East First Round).


Kevin registró el total de rebotes más alto en un partido de las Finales desde que Dwight Howard del Orlando Magic, tuvo 21 tablas contra los Lakers en Quinto partido de la Final del 2009 (11 de junio)