Mónica Puig se pregunta si Medalla de Oro fue maldición

Por Heriberto Fernández (TAB)

Mónica Puig habló con el diario australiano, Player’s Voice, sobre ganar la Medalla de Oro en Río 2016 y lo qué pasó después.

Puig empezó las Olimpíadas #34 en el mundo, de camino al Oro, venció a tenistas elite como, Garbiñe Muguruza, Perea Kvitova y Angelique Kerber.


Para Puig, después de terminar el partido por el Oro, comenzó una etapa en su vida para la cual no estaba preparada: “No tenía ninguna preparación para lo que venía” escribió Puig. “Me envolví en el momento, empeze a esperar demasiado y a ponerme demasiada presión. Aveces me pregunto si ese momento fue una maldición.” Puig añadió, “Se que no fue suerte, fui yo; todo salió en el momento correcto, y está en mi encontrar esa forma nuevamente y ser un poquito más consistente.”


Un cambio de perspectiva

Fuera de la cancha, nacieron nuevas presiones para la joven tenista. El paso del huracán María dejo a su isla, Puerto Rico, devastado y en necesidad de ayuda. Puig entonces se dió cuenta que su fama y éxito desde las Olimpiadas le daba la oportunidad de ser una voz por Puerto Rico.


Puig escribió, “luego de que el huracán María devastara mi tierra natal en septiembre, decidí mirar las cosas diferente: alomejor el éxito Olímpico y el perfil elevado me dieron la oportunidad de ser una voz por Puerto Rico.”


La tenista ayudó a recaudar mas de $200,000 en fondos para Puerto Rico. Luego, visitó la isla con Maria Sharapova, y ambas repartieron ayuda a través de la isla.

Mónica Puig lleva récord de 2-2 este 2018 y su próximo torneo lo es el Abierto de Australia.