Daniela Wallen: “Quiero hacer historia con Venezuela”

Por: Edwin Sports Hevia

Daniela Andreina Wallen, es una de las jugadoras más importantes en la historia del baloncesto de Venezuela, con tan sólo 20 años formó parte del combinado femenino que logró el pase inédito al repechaje de Nantes – Francia 2016, durante el preolímpico de Canadá 2015. Además de ser una de una de las representantes históricas en el Campeonato FIBA Américas 2015, fue la figura con 18 puntos durante la victoria frente a Puerto Rico 68 x 56 que significó el pase a la repesca de los Juegos Olímpicos de Brasil 2016.

Wallen, posee una medalla de plata y dos de bronce en 9 campeonatos FIBA con Venezuela, pero su mayor logro profesional ha sido haber conseguido el anillo en la NAIA (National Association of Intercollegiate Athletics) y el premio al MVP del baloncesto universitario de los Estados Unidos 2016-2017.

¿Cómo se siente ser considerada una de las mayores promesas del básquet
universitario de los Estados Unidos?
Primero que nada gracias por la oportunidad, me hace sentir muy orgullosa y feliz de haber trabajado y de haber llegado a ser reconocida en el baloncesto universitario, es un halago del cual me sorprende mucho, ya que nunca pensé jugar en los Estados Unidos y obtener tantos logros en tan corto
tiempo, la verdad que me siento realmente llena de felicidad.

Para nadie es un secreto que eres una estrella del baloncesto internacional y de
la liga universitaria NAIA… ¿Esto te hace sentir un mayor compromiso con esta
disciplina?
El compromiso siempre ha estado presente, la verdad que le agradezco mucho a Dios
por las oportunidades.
¿Cuánto te costó llegar a estas instancias? Y eso que apenas es el comienzo, porque si te esfuerzas más, tendrás miles de metas por lograr. Me costó mucho trabajo, pero a través de la disciplina, de los estudios, la constancia y esfuerzo, pude llegar a ser partícipe de un sueño universitario en NAIA, la verdad, que valió la pena dar ese extra de mí, para lograr las cosas que me hacen feliz.
La Liga universitaria (NAIA) es muy dura, a todas les exigen más allá del buen rendimiento dentro de las canchas y también es exigente para los estudios.

¿cómo llevas esa parte? ¿Al principio te costó?
Tienes razón, la Liga Universitaria de los Estados Unidos es compleja y muy dura, siempre te exigen y te piden balancear los estudios con el deporte, como dice Greivis, “si no estudias no juegas”, ya que si no se tiene un nivel de promedio balanceado con el deporte, no te dejan jugar, es por eso que hay que tener todos los estudios al día. Al principio me costó adaptarme, ya que no dominaba el idioma, no conocía a nadie y tampoco el sistema de la escuela, todo era diferente para mí, todo se me hizo difícil, pero luego que pasaron los meses me adapté a este entorno, aun así hay cosas por
mejorar, pero hoy día me defiendo muchísimo.

Durante el comienzo de tus estudios, estoy seguro que nunca dudaste de ti ¿te planeaste hacer todos estos objetivos?

Yo no planee nada, todo se dio a la manera que Dios quiso, todo fue muy rápido, no tenía planeado ir a los E.E.U.U, tanto que no me dio chance de hacer cursos de inglés, ¡fue sorpresa! – exclamó.
Me dijeron que me iba en agosto y ya estaba culminando el mes de julio, la verdad que no me lo esperaba e incluso no tenía en mente tomar el baloncesto como una carrera profesional, nunca me imaginé ir a cada país y representar a Venezuela, pero ahora estoy apasionada a este deporte y esto es lo que me gusta.

¿Qué importante es para ti y para tu familia dar el máximo rendimiento?
Es muy importante, porque son mis metas y logros, mi familia siempre me apoyó
desde que comencé a jugar al básquet a los 15 años, hoy día tengo 23.
¿A quiénes les dedicas tus logros?
A mi mamá que está en el cielo, le dedico todos mis triunfos, ella fue mi primera entrenadora en el baloncesto, la verdad que sin su apoyo no hubiese llegado a lo que soy hoy día, ella fue mi primera guía en esta disciplina y para siempre le estaré agradecida, todo esto es en su nombre.

¿Cuáles son tus principales características y potenciales en el básquet?
Considero, que mi visión de juego en la zona defensiva para robar un balón, agarrar rebotes y la rapidez, son mis principales potencias dentro de una cancha de baloncesto, tanto que todos los entrenadores que me han dirigido, me han dicho que les gusta lo rápida que suelo ser e incluso jugando de pivot.

¿Para ti, que significa ser tan sencilla y amable con la gente?
Hay muchas personas que me admiran, que me animan a seguir y me dan energías, solo puedo pagarles con sencillez, no me gusta tratar mal a nadie, simplemente me gusta ser yo.

Cuando te nombraron mejor jugadora de NAIA, Venezuela estuvo de fiesta, ¿qué pasaba por tu mente en ese momento?, tuviste que luchar mucho para ello.
Lo primero que se me vino a la mente, al ser nombrada mejor jugadora del año de la NAIA, fue mi mamá, allí recordé todos los lindos momentos que viví con ella. Siempre soñé ganar un premio importante en Estados Unidos, aunque mi mayor meta se cumplió siendo universitaria, lograr el anillo ha sido tan maravilloso como el resto. Por ese campeonato luché inalcanzablemente, ese era el sueño que tanto anhelaba.

Y para este año, ¿qué esperas? ¿Ya te graduaste?
Este año espero graduarme de Comunicación Social, seguir trabajando para mejorar como deportista e insistir cada día, para que me todo me salga bien. Actualmente estoy tomando clases online, tengo que terminar mis estudios para balancear todo y cumplir una meta más en mi vida.

¿Qué tal están las decisiones para esta temporada?
Hoy día me encuentro jugando en Australia, mi equipo actual se llama Geelong Supercats, es una experiencia muy linda, nunca me imaginé que iba a jugar en este hermoso país. Estoy muy emocionada por mi futuro y por lo que pueda venir en mi carrera de baloncesto.

¿Te gustaría representar a Venezuela y hacer historia en la WNBA?
Me gustaría llegar a la WNBA y representar a mi país en esa liga tan reconocida, es difícil, pero no me puedo rendir, quiero una oportunidad de llegar y no perderé nada con intentar, lo veo un poco complejo pero en realidad quiero llegar y hacer historia.

¿Qué significa Venezuela para ti?, ¿Qué sensaciones te deja cada vez que vistes
de vinotinto?
Venezuela es todo para mí, la primera vez que vestí la camiseta vinotinto fue en Uruguay y creo que fue contra Brasil, ese día mi corazón se aceleró, ya que tenía muchos sentimientos al representar a mi tierra. Es bonito escuchar a las personas durante un juego, que te agradezcan y te digan que eres una buena jugadora.

¿Cuál crees que sería tu mayor sueño con la selección de Venezuela?
El mayor logro que quiero celebrar con mi selección, es llegar a las Olimpiadas y quedar campeona a nivel sudamericano, hacer algo que no se haya hecho nunca en el baloncesto venezolano, poder hacerlo con mis compañeras sería algo mágico, me encantaría poder celebrarlo. Para Latinoamérica, es una bonita oportunidad representarla en la elite internacional, en tu universidad hay muchas con potencial para llegar a la WNBA, a parte que también hace vida otra venezolana,
¿sientes orgullo de eso?
En mi universidad solamente éramos dos venezolanas, Mariana Durán y yo, ella estuvo conmigo dos años en Oklahoma y fue una bendición contar con ella, ambas nos unimos para sacarle provecho a la amistad dentro de la Universidad, además de defendernos con el idioma, éramos las únicas internacionales, le agradezco mucho por su presencia.

¿Cómo es la transición para las muchachas latinas en la NAIA? Y ¿qué
necesitan para llegar a la WNBA?

A las muchachas latinas se les exige mucho más del resto de las compañeras en una carrera universitaria, les exigen un mayor rendimiento en lo deportivo como también en los estudios. Se ve complicado llegar a la WNBA, pero todo se puede lograr, todas tienen talento, solo que tienen que pulirlo y si se esfuerzan llegarán.

Y cuéntame acerca de la participación en Suecia ¿Cómo es que una jugadora venezolana y de la NAIA llegó a competir en otra nación y en Europa?
La verdad que no me lo creía, porque la liga NAIA no es tan reconocida como la NCAA, pero es muy buena. Cuando hice el campamento de jugadoras profesionales y conseguí mi agente, me dije; ya tengo agente, es hora de pensar a dónde voy a jugar. Tenía varias ofertas y escogí Suecia, porque es un país muy lindo y con en el cual siempre soñaba algún día visitar, estaba totalmente emocionada ya que para mí significó mucho salir del continente a jugar en Europa.

¿Cuáles han sido esos detalles que has mejorado y qué ajustes tuviste que hacer dentro del tabloncillo?
Mejoré los lanzamientos de triples y la ubicación en zona defensiva, pero siempre estoy practicando cada detalle, sobre todo los lanzamientos de larga distancia.

¿Qué tanto influye en la vida de un deportista, dejar a un lado a sus familiares y amigos? Ya que para todos los jugadores y jugadoras, participar durante la mayoría del año, les impide realizar otras cosas.

Influye mucho en nuestras vidas, fíjate que desde hace 5 años, estoy con límites de tiempo para visitar a mi familia, a mis amigos y a mi país, siempre nos limitan las vacaciones, mayormente nos dan menos de un mes. Ya en estos momentos me acostumbré, pero eso cuesta, y pues todo tiene su
recompensa. Me acostumbré a estar lejos y a estar sola, pero lo superé.

¿Consideras a Venezuela una potencia en el baloncesto femenino?

Venezuela es una potencia mundial en el baloncesto femenino y masculino, tenemos que trabajar bastante y no rendirnos para seguir avanzando. Considero que en el femenino tenemos posibilidades de hacer historia. Yo confío en mi equipo. Para terminar.

¿Cuál es tu mensaje para todas las muchachas que sueñan a diario con llegar al baloncesto norteamericano?
Para esas jóvenes que les gusta este deporte, les digo que no se rindan, que nunca dejen de trabajar y practicar todo lo que les haga falta, tarde o temprano les llegará su oportunidad de oro, eso traerá su regalito al final. Es muy lindo y emocionante crecer jugando, visitar otras naciones, conocer otras costumbres y personas. No dejen de estudiar y prepárense, porque el básquet no será para toda la vida, estudien.

Finalmente, ¿Cuál es tu mayor sueño en la vida?
Simplemente todo se lo dejo a Dios, no tengo límites en la vida y mi mayor meta es llegar a la WNBA, esa es mi visión y no lo veo imposible.