‘Golpes de suerte’ existen o no?

Por El Filósofo del Boxeo

Un cirujano, tiene que quemarse las pestañas estudiando y haciendo prácticas años de su vida, para luego ejercer su oficio…de operar personas. Algunas son más complicadas, otras no, aún así, puede no tener éxito en una que otra operación, sencillas o complicadas, y su paciente morir. ¿Por que les digo esto? Sencillo…

Todavía hay quienes aún dicen que los “golpes de suerte” existen. Si es así como algunos dicen, entonces cada vez que un cirujano salva a un paciente, es suerte, ¿no? Pues igual que cualquier profesión, los boxeadores dejan su pellejo, entrenando dos y tres veces al día, de cinco a seis veces por semana.

Muchos de ellos, ya entrenan desde su niñez, habiendo cientos de peleas a nivel amateur. Luego se hacen profesionales y los entrenamientos y sparrings se intensifican gradualmente.


O sea, antes que un peleador promedio suba a buscar un campeonato en el ring, ya ha lanzado cientos de milles golpes. Y muchos de ellos, practicándolos arduamente junto a sus entrenadores. O sea, cada vez que alguien dice que tal boxeador ganó por un “golpe de suerte”, está quitándole méritos a años de esfuerzo, disciplina y práctica, a un obrero del ring, sea quien sea.