Lanzadores veteranos, continúan su dominio

Los Toritos de Cayey y Cariduros de Fajardo continuaron en la ruta ganadora, ayer sábado, en el cierre de la primera mitad del Carnaval de Campeones del Béisbol Superior Doble A.

Ambos equipos comparten el liderato del ‘round robin’ con marca de 4-1 y llevan un buen paso hacia la clasificación a la semifinal nacional del torneo federativo.

Cayey (4-1) apabulló con resultado 13-1 a los Azucareros de Yabucoa (3-2), gracias a la explosión ofensiva de 17 imparables y gran gestión monticular del veterano lanzador Fernando Cabrera, quien cuenta con marca de 14-0 este año.


En siete entradas, Cabrera ponchó nueve bateadores y permitió cuatro hits, con una carrera. El zurdo Luis Lucas apenas tiró dos episodios y se adjudicó la derrota por los Azucareros.

Por su parte, los Cariduros pintaron de blanco 8-0 a los Arenosos de Camuy (1-4) en el estadio Concepción Pérez Alberto de Fajardo. Es la cuarta victoria en línea del equipo cariduro. Los fajardeños contaron con el respaldo del estelar lanzador Jean Félix Ortega, quien tiró siete entradas completas. El veterano Juan Ruiz lanzó un episodio en su primera presentación en uniforme de Fajardo.

Ortega, con marca de 3-0 en el Carnaval de Campeones, ponchó ocho bateadores y dio paso a cuatro hits. Además, otorgó dos bases por bolas. El lanzador registra foja de 7-1 en la temporada 2018.


Cargó con el revés por los Arenosos el veterano zurdo Luis Arroyo. En tres y dos tercios de entrada le marcaron seis carreras, tres de ellas inmerecidas.

En el estadio Isidoro ‘Cholo’ García, de Mayagüez, los campeones Sultanes (3-2) dominaron 4-1 a los subcampeones Titanes de Florida (0-5) con siete entradas cómodas del veterano lanzador Saúl ‘Monaguillo’ Rivera, quien apenas permitió tres inatrapables, sin carreras.

Christian Sojo se lució con el madero por los monarcas con tres hits en cuatro turnos oficiales. Pisó el plato en dos ocasiones y se apuntó tres bases robadas.

El lanzador derecho Juan León Falú perdió el encuentro por los Titanes. En seis capítulos le pegaron seis incogibles y le marcaron cuatro carreras, de las cuales dos fueron sucias.