Puerto Rico cae ante Martinica y 2,756 fanáticos

La Selección Nacional de Puerto Rico cayó derrotada 1 a 0 ante Martinica en la acción de la segunda jornada de la Liga de Naciones de Concacaf celebrada ayer en el Estadio Juan Ramón Loubriel de Bayamón, donde asistieron 2,756 en apoyo a la Selección.

El combinado entrenado por el director técnico Amado Guevara, saltó al terreno de juego con Cody Laurendi en el arco, los defensores Luis Cosme, Joshua Calderón, Juan Vélez, Shawn Barry y Marcos Martínez, en el mediocampo Andrés Cabrero, Juan O’Neill, Jeremy Hall, Alex Oikkonen, y el delantero y capitán, Héctor “Pito” Ramos.

Las acciones de la primera mitad fueron muy parejas entre ambos oncenos, con Martinica creando las mejores oportunidades de gol en explosivos contraataques, pero todos sus intentos fueron detenidos en otra gran actuación del portero Laurendi, quién ha sido de los guardametas más destacados de la competencia.

Puerto Rico tuvo sus mejores oportunidades de la primera parte gracias a jugadas individuales de Oikkonen, quien encaró a la defensa de Martinica y disparó al arco en varias ocasiones sin conseguir enviar el balón a las redes.

A pesar de las oportunidades que tuvieron ambos conjuntos de abrir el marcador, la primera mitad culminó empatada a cero.

Tras el descanso, la Selección de Martinica salió con todo en busca del gol que les diera la ventaja, y lo consiguieron al minuto 47 de juego tras un centro que definió magistralmente de cabeza el delantero de los visitantes, Kevin Parsemain.

Atrás en el marcador, Puerto Rico realizó varios cambios donde entraron al campo Jorge Rivera por Oikkonen, Mike Ramos por O’Neill, y Joseph “Jackie” Marrero por Calderón.

Los cambios provocaron una reacción de la Selección Nacional, la cual comenzó a llegar con más frecuencia al arco rival, explotando los laterales con velocidad.

Al minuto 74′ partido, Jordy Delem recibió su segunda tarjeta amarilla del encuentro y fue expulsado del mismo, dejando a Martinica con 10 jugadores.

Luego de la expulsión de Delem, la fanaticada boricua ejerció mucha presión, provocando que los visitantes se limitaran a defenderse de los embates del combinado nacional, realizando ocasionalmente un contraataque.

Los boricuas intentaron con jugadas a balón parado, pelotazos al área para “Pito”Ramos, combinaciones de toques en espacios reducidos, entre otras opciones de ataque, pero ninguna le dio a los boricuas el gol del empate y cayeron derrotados 1 a 0 ante Martinica.

Con el resultado los dirigidos por Guevara vieron afectadas sus oportunidades de clasificar a la Copa Oro 2019, aunque las mismas todavía se mantienen vivas.