El Jimmy Butler Drama

Por Jan Correa (Around the 24)

La segunda mitad del verano llevó nombre y apellido: Jimmy Butler. El veterano de los Minnesota Timberwolves, le dejó saber a la gerencia su intención de abandonar al equipo, y solicitó ser cambiado antes de que comenzara la temporada. Esto desató un sinnúmero de situaciones dentro de la organización, y mucho malestar e incertidumbre. Y obviamente abrió los ojos de las demás organizaciones interesadas en él.

De los equipos que mostraron interés por Butler, el más lejos que llegó en las negociaciones fue el Miami Heat. Pat Riley, Presidente de Operaciones de Miami, fue agresivo por el jugador de Minnesota, pero siempre se sintió como si, por más buena que fuese su oferta, Minnesota siempre quería más. Al final del camino, Miami terminó abruptamente las negociaciones ya que, a un paso de concretar el cambio, Minnesota cambió el pedido.


Realmente era obvio que Tom Thibodeau, Coach y Presidente de Operaciones de Minnesota, hizo todo lo posible por retener a Butler (recordemos que Tom dió tres prospectos por Jimmy que, hoy día, son piezas clave en los Bulls de Chicago: LaVinne, Dunn y Lauri Markkanen). Claro que Tom va a lucharlo hasta el fin, lo dio todo por él.

Las conversaciones mueren, los equipos comienzan a considerar a Butler como “muy caro”, y la pre-temporada comienza. Jimmy deja claro que no jugaría, pero continuó practicando con el equipo. Y es en una práctica donde toda esta novela toma un nuevo giro. Un Butler muy agresivo y emocional comienza a gritarle a su equipo y al staff “ustedes me necesitan. No pueden ganar sin mí” (con un lenguaje no tan bonito).


Posterior a esto, en una entrevista con Rachel Nichols, el jugador aseguró que todo fue en tono competitivo, ya que su único interés y objetivo es ganar. Y es aquí donde tengo problemas y, para mí, Butler pierde credibilidad.

Si lo que Butler expresó es cierto, a cerca de su “amor por el baloncesto” y que “su único interés es ganar”, ¿por qué dejó claro a Minnesota que los equipos a los que desea ser cambiado, y con quien único firmaría una extensión de contrato, son los Clippers, los Knicks o los Nets? ¿Qué oportunidad de ganar el piensa tener en uno de esos equipos? Honestamente, ninguna.


No es casualidad que esos tres equipos tendrán espacio salarial el siguiente año para ofrecerle un contrato máximo a Butler. Jimmy, tu interés es el dinero. SI quieres ganar, te quedas en Minnesota, equipo que ayudaste a llegar a playoffs el año pasado y cuenta con un roster decente.

Ahora Houston entró en la conversación, ofreciendo 4 selecciones de primera ronda por el veterano. Y la desesperación de los Rockets tiene explicación.


Claramente no son ni la sombra de lo que fueron el año pasado. Ellos saben que necesitan la ayuda, y la necesitan ahora.

¿En qué terminará esta novela? No lo se. Pero aprendimos mucho del carácter de Butler. Y que esto sirva de referencia para el equipo que invierta su dinero en él. A mí no me engaña, ni lo veo como jugador que cargue a un equipo. ¡Suerte Jimmy! Espero tu próximo capítulo.