Guaynabo se lleva el duelo de invictos

Los Mets de Guaynabo demostraron porque son los actuales bicampeones del Sóftbol Superior Nacional Masculino (SSNM). En un duelo de novenas con racha impecable, los metropolitanos superaron 10-2 y 3-2 a los Múcaros de Aguada, para afianzarse en la primera posición de la tabla.

El derecho David Rivera se adueño de las dos victorias desde la goma, la primera en cinco entradas completas y la segunda en labor de relevo con dos entradas trabajadas. Rivera permitió cinco hits, dos carreras limpias y eliminó a ocho por la vía rápida.

En la segunda entrada, Guaynabo, que viajó al Parque del Barrio Guanábano en Aguada, sumó un ramillete de 10 anotaciones para asegurar la primera victoria de la doble jornada. Cuatro errores de los locales, cuadrangular del receptor Emanuel Colón, triple de Luis “Cano” Vázquez junto a dobles de Rafael Tolentino y del novato Jorge Jiménez lideraron la escapada de los Mets.

Vázquez fue el mejor a la ofensiva al cerrar de 3-2 con una carrera empujada y una anotada.

A segunda hora, Aguada borró el cero de la pizarra en la segunda entrada. Con un out, Edwin Arocho conectó un elevado de sacrificio al jardín derecho para abrirle paso a Bernard Peña, quien se embazó con sencillo.

En el tercer capítulo, César Valentín se acomodó en la inicial con boleto gratis. Michael Ramos pegó un elevado que permitió la anotación de Valentín, quien se había robado la segunda y adelantó a tercera por “passed ball” de Emanuel Colón.

La respuesta metropolitana no se hizo esperar. Con el pizarrón 2-1 en el cuarto episodio, el veterano Rafael Tolentino conectó un kilométrico cuadrangular que emparejo el duelo a dos carreras por novena.

La definición de juego llegó en la sexta entrada. Emmanuel Colón recibió un pelotazo sin outs para comenzar la amenaza. Rafael Tolentino y Jorge Jiménez, que entró de emergente por Ángel Flores, recibieron base por bola intencional lo que trajo a Joshua López a su turno ofensivo con el tráfico congestionado. López conectó sencillo entre la segunda base y el campo corto para dejar a los Múcaros en el terreno y extender su invicto en cinco salidas.