Los Wizards a punto de estallar

Por Eddie Delgado (TAB)

Estoy seguro que si hiciéramos un sondeo de cuál es el equipo de NBA que más nos ha decepcionado en ese inicio de temporada, sin duda alguna todos mencionarían los Washington Wizards. Este equipo que en el papel luce muy bien con grandes jugadores como John Wall, Bradley Beal, Otto Porter Jr., Markieff Morris entre otros ha tenido uno de los peores inicios de temporada en su historia con récord de 2-9. La última derrota fue en el día de ayer contra los Orlando Magic, 117-108.


Los Wizards comenzaron fuertes en el primer periodo con un avance de 11-2, pero la defensa de Washington nunca estuvo al nivel y perdieron la ventaja en el mismo primer periodo para no retomarla más en el partido. Durante el cuarto periodo los Wizards a manos de Kelly Oubre Jr., Beal y Wall realizaron un buen rally luego de estar abajo 80-65 tarde en el tercer periodo pusieron el marcador 105-106 restando 2:30 en el ultimo periodo. Fue entonces cuando la figura de DJ Augustin fue clave para el Magic donde Augustin fue parte tanto anotando y en asistencia de los últimos 11 puntos del Magic, cerrando el partido y garantizando la victoria de Orlando.


El trío de John Wall, Bradley Beal y Kelly Oubre Jr. se combinaron para anotar 55 puntos en la noche y aun así no fue suficiente. En el camerino el malestar y la frustración ya no se disimulan y los jugadores principales comienzan a dar señales de incomodidad. El coach Scott Brooks a preguntas de la prensa dijo: “Este equipo no lo veo con química, no tiene esfuerzo y el esfuerzo es algo que no se puede enseñar”. Por otro lado el alero Jeff Green se expreso y le dijo a la prensa: “Este equipo tiene una energía negativa que tenemos que eliminar…”. El jugador Austin Rivers declinó contestar preguntas a la prensa sobre el desempeño del quinteto por miedo a tener problemas con la Gerencia.


Mientras que Bradley Beal y John Wall a pesar de que sus casilleros eran uno al lado de otro ni tan siquiera intercambiaban miradas y su expresión no verbal era de no importarle mucho lo que está pasando actualmente en el equipo.

Evidentemente los Washington Wizards es un equipo diseñado para los Playoffs, pero de no hacer ajustes inmediatos, no restablecer la química y no devolverle la energía a ese camerino podríamos ver pronto una implosion del equipo lo que significaría la culminación de este núcleo de jugadores y una reestructuración de los Wizards.