Los Houston Blues

Por Heriberto Fernández (TAB)

Los Houston Rockets se encuentran navegando un comienzo decepcionante a su temporada 2018-19. El equipo se encuenta número 14 en la Conferencia del Oeste, con record de 11-14, luego de haber llegado al campeonato de la Conferencia el año pasado.

Los males que afligen a los Rockets son varios. Uno de ellos se llama Chris Paul, conocido como CP3.

El salario de Paul esta temporada es de unos $35.7 millones, el más alto en la carrera del escolta. Para la desgracia de los Rockets, el porcentaje de tiro de Paul esta temporada es el mas bajito de su carrera, 43.1%. Otro problema es el porcentaje de Paul desde la linea del tiro libre. Este se encuentra en 77.8%, una baja del 86.7% que ha promediado a lo largo de su carrera, los “Houston Blues”

El salariaso de CP3 hizo dificil que importantes piezas defensivas, como Trevor Ariza y Lucah Mbah a Moute, pudieran ser retenidas para esta temporada. Los oponentes de los Rockets están anotando 5% más por juego esta temporada, comparada con la temporada pasada.

Falta de harmonía interna

Los comentarios recientes del jugador Eric Gordon, sugieren que hay una falta interna de visión y pasión. Gordon dijo: “No estamos utilizando correctamente a algunos juegadores.” Sobre su experiencia esta temporada, dijo Gordon: “No me estoy divirtiendo. Vamos a hacer los sacrificios necesarios? Tener la actitud correcta?”

Los comentarios de Gordon sugieren que los jugadores dudan si el entrenador y la generencia del equipo están tomando las decisiones correctas.

Tormenta perfecta

Los Houston Rockets parecen estar en medio de una tormenta casi perfecta. El equipo tiene $160 millones reservados para pagarselos a Paul a través de los proximos cuatro años, pero nada garantiza que este vuelva a ser algun día el Chris Paul de antes, mejor que le visto esta temporada.

Por otro lado, de no arreglarse el curso de la temporada, marcaría otra temporada en la que los Rockets cuentan con Harden como su mejor jugador, pero se quedan cortos del campeonato. Estará por verse en que punto los Rockets deciden que Harden no los va liderar a un campeonato.

Encima de esto, los Golden State Warriors aun forman un formidable equipo capaz de dominar la Conferencia Oeste, y ganar el campeonato nuevamente.

Internamente, las palabras de Gordon sugieren que los problenas en el equipo pudieran ir desde los jugadores, hasta el entrenador, Mike D´Antoni, y el gerente general, Daryl Morey. Si los jugadores no compran la visión de la gerencia, pues no van a jugar con pasión.

Los Rockets deberian intentar traer de vuelta a Trevor Ariza para reforzar su defensa. Hay quienes piensan que su ventana para ganar el campeonato se cerro la temporada pasada, cuando cayeron frente a los golden State Warriors en las finales de conferencia.