Leones defienden su cancha y empatan la Serie Final

Los Leones de Ponce derrotaron a los Santeros de Aguada 89-83 para empatar la Serie Final Chrysler a dos victorias por equipo. El quinto juego de la serie es el jueves en Aguada.

Ponce lleva 15 victorias al hilo en su cancha, siendo su última derrota el pasado 18 de abril. Víctor Liz fue el mas destacado por los ganadores con 31 puntos y el armador Carlos Rivera finalizó con 21 puntos y 10 asistencias. Ángel Daniel Vassallo sumó 16 y Adrian Uter 12. Como equipo anotaron 21 tiros libres en 27 intentos, siendo clave para mantener la ofensiva fluyendo en los momentos cruciales.


En causa perdida Rigoberto Mendoza anotó 24 puntos y John Holland 14.

Aguada empezó el partido con dos triples al hilo y el técnico Wilhelmus Caanen pidió tiempo para evitar que Aguada dominara ampliamente el parcial tal y como lo han hecho en los primeros tres partidos. Ponce salió del tiempo con mayor tranquilidad y atacando el aro para completar un avance de 10-3 para irse arriba 10-9 quedando 6:10. Aguada consiguió nuevamente canastos a larga distancia y también dominaron en áreas de esfuerzo para tomar el control del parcial 25-21.

En el segundo parcial la mano caliente fue del dominicano Rigoberto Mendoza que hizo 17 puntos en esos 10 minutos. Dos triples al hilo de Mendoza completó un avance de 8-0 para despegar a su equipo 41-27 quedando 5:44 del parcial. Los visitantes se mantuvieron con buena ventaja y acabaron la primera mitad 47-38. Mendoza acabó con 22 puntos en la mitad y del lado de Ponce el mejor era Vassallo con 14.

La defensa de los Santeros rindió en esa primera mitad provocando 6 errores y anotando 10 puntos luego de forzarlos. También permitieron tres triples en 12 intentos y solo un anotador en doble figura (Vassallo).


El tercer parcial comenzó con triple de Holland para despegar a los Santeros 50-38, pero Ponce fue cortando la ventaja poco a poco con mejor movimiento de balón. En el lado defensivo detuvieron a los Santeros en los últimos cuatro minutos al solamente permitir cinco puntos. Liz tomó la ofensiva de los Leones en esos minutos finales y terminó el parcial con 14 puntos. Mayormente su ofensiva se concentró en penetraciones y tiros libres. Al finalizar el parcial Ponce tenía el comando 66-65.

Liz comandó un avance de 11-2 de los Leones en los primeros cuatro minutos del cuarto parcial para despegarse 77-67. Liz hizo seis de los once puntos del avance. Ponce seguía atacando el aro y del lado de los Santeros anotaban el triple para no quedarse fuera de juego. Un triple de Sánchez pegó a los Santeros 86-83 quedando 32.2 segundos, pero Rivera selló la victoria en la próxima posesión con triple quedando 11.1 segundos.