Basketball en emergencia

Por Yenni Torres (TAB)

A tan solo dos semanas de la suspensión de toda actividad deportiva en EEUU, estamos hablando de todas las ligas y disciplinas, baloncesto, fútbol, baseball, entre otros grandes eventos deportivos. El coronavirus se apoderó del deporte, de nuestros trabajos, de nuestros entretenimientos, de nuestras vidas.

En la NBA vino el desplome el miércoles negro, el 11 de Marzo; cuando el partido entre los Utah Jazz vs el Oklahoma City Thunder fue suspendido a causa de que el francés, Rudy Gobert, arrojó positivo al tan temido virus. En ese preciso instante se encendieron las alarmas por la exposición de ambos equipos al virus.

Ese miércoles la NBA apagó sus luces y suspendió toda actividad en la temporada.

Rápidamente, se comenzó a descartar que algún integrante del equipo se hubiese sido contagiado, y efectivamente el base de los Jazz, Donovan Mitchell, también arrojó positivo ante este virus.

En marzo 18, Christian Wood de Detroit Pistons, fue el tercer caso positivo del virus.

El equipo de los Brooklyn Nets, anunció el 17 de marzo, que cuatro de sus integrates arrojaron positivo al test del virus, cabe destacar que New York es una de las ciudades con mayor indice de contagiados del virus COVID-19, Kevin Durant es uno de estos cuatro jugadores de los Nets.

En 19 de marzo, el jugador de los Boston Celtics, Marcus Smart, arrojó positivo y lo dio a conocer por sus redes sociales, en un mensaje dirigido a la juventud, que es serio lo que se esta viviendo a nivel mundial, hace un llamado a la conciencia.

25 de marzo, el jugador de origen familia dominicana, y estrella de los Minnesota Timberwolves, Karl Anthony Towns, reveló que su madre, diagnosticada con el coronavirus, fue inducida a una coma y conectada a un ventilador, tratando en su mensaje de alertar sobre la gravedad de la pandemia.

Ante tanta noticia poco alentadora, varios jugadores hicieron aportes sociales, Giannis Antetokounmpo y Zion Williamson anunciaron que pagarían los salarios de los empleados de Bucks Arena y Smoothie King Center respectivamente, Stephen Curry y su esposa donarán un millón en comidas para los niños en Oakland, California, así mismo algunos equipos se comprometen a pagar salarios en las diferentes gimnasios.
Entre lo malo siempre surgen lo bueno.
Para finalizar, no sabemos cuanto tiempo no veremos mas baloncesto, hay varios anuncios que pudiera regresar en Junio, lo unico cierto es que es tiempo de reflexion y de union para salir de esta dura etapa, cuando regrese la accion seremos los mas agradecidos y felices.